Comer por ansiedad: consejos básicos.

  • 0
El comer por ansiedad: consejos para hacerle frente. JM Psicología. Psicóloga Judit March

Comer por ansiedad: consejos básicos.

Tags : 

COMER POR ANSIEDAD

Esta semana he tenido la oportunidad de colaborar con la emisora Radio Francia Internacional en su programa sobre salud, como psicóloga experta. En la entrevista doy algunos consejos para controlar un problema que sufre una gran parte de la población: la alimentación emocional o el comer por ansiedad.

El comer por ansiedad se basa en un estilo de alimentación guiado por las emociones. Aquellas personas que cuando estan tristes o ansiosas comen compulsivamente, sin tener sensación de hambre y sin ser capaces de controlar sus impulsos son llamados los “comedores emocionales”.

Delante de la tristeza o de la ansiedad, las personas reaccionan de manera distinta, a algunos pierden el apetito, y por el contrario, otras personas se sienten impulsados a comer mayores cantidades de comida o alimentos que generalmente tienen un alto contenido en grasas y azúcares. Porqué sucede eso? Existen diferentes teorias que explicarían esa necesidad de comer por ansiedad o cualquier otro sentimiento negativo.

Algunas investigaciones (Lyman, 1982; Stone y Brownell, 1994)  apuntan que las preferencias alimentarias cambian en función del estado de ánimo, de esta manera, las preferencias por la “comida basura” o considerada menos saludable, aumentaría con los estados de ánimo negativos.

Algunos investigadores han encontrado que delante del estrés algunas personas  tienden a comer menos, sin embargo, ¿Por qué a algunas personas les ocurre lo contrario, en el sentido que el estrés y la ansiedad les provoca un deseo de comer más?

Entre muchas hipótesis planteadas para explicar este hecho, Timmerman y Acton (2001) plantean que las personas que se enfrentan a situaciones estresantes en la vida cotidiana intentan escapar de ellas y para eso buscan apoyo en fuentes internas (por ejemplo, recurriendo a la autoestima) o externas (por ejemplo a través de las relaciones sociales). Cuando las necesidades personales no quedan cubiertas durante un período prolongado de tiempo, surge un déficit afectivo, la función principal de la ingesta de comida sería la de hacer desaparecer este déficit.

Otros autores (Heatherton, Herman y Polivy, 1992) proponen que las personas recurren a la comida como una forma de escapar de sí mismas. La toma de consciencia sobre los aspectos negativos de uno mismo provocaría que quisiéramos escapar de nuestros pensamientos negativos comiendo. Otra hipótesis para explicar “el comer por ansiedad” se basa en afirmar en que “se trata de una mala interpretación y afrontamiento de los estados emocionales y viscerales relacionados con la sensación de hambre y saciedad” (Van Strien, 2000).

Otros autores apuntan a una explicación mucho más sencilla: La asociación que hacemos entre nuestros estados de ánimo negativos y de nuestras conductas. Comer cosas que nos resulten agradables y cuyo consumo tengamos restringido, es una de las formas de obtener cierta gratificación cuando las cosas no nos van bien, basta con que lo hagamos unas cuantas veces para que nuestra ingesta de alimentos prohibidos quede condicionada a nuestro estado de ánimo: habremos aprendido a comer cuando estamos tristes o ansiosos, habremos adquirido un hábito, y no muy saludable.

Con voluntad y unos cuantos consejos básicos se puede llegar a desvincular las emociones negativas de la comida y restablecer un tipo de alimentación sana.

¿Cómo podemos controlar el comer emocional? Si quereis conocer algunas estrategias para dejar de comer por ansiedad, aquí os dejo la entrevista realizada por la RFI., en la que doy unos consejos básicos que pueden servir de ayuda delante del problema.

Esperando que os sea de interés, y recordad: el cambio es posible.

MAG SALUD 23-07-15 ALIMENTACION EMOCIONAL f/v 9’32”

(12:31)


About Author

Judit March

Dra. en Psicología Clínica y de la Salud. Terapia individual y de pareja.

Leave a Reply

Responsable del tratamiento: Judit March Fuentes. Finalidad: Ofrecer y prestar nuestros servicios y productos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros, a menos que lo exija una ley o sea necesario para cumplir con la finalidad del tratamiento. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir datos, así como el resto que se explican en la Política de Privacidad.

centro recomendado por:

¿Quieres pedir cita para una primera visita?¿Necesitas más información?