Ruptura de pareja: aspectos emocionales de la separación y cómo superarla.

  • 0
Ruptura de pareja: aspectos emocionales de la separación y cómo superarla.

Ruptura de pareja: aspectos emocionales de la separación y cómo superarla.

Una ruptura de pareja implica un proceso de adaptación a una serie de cambios en el que aparecen diferentes emociones que se tienen que experimentar y superar. Es normal que el separarse de la pareja sea algo doloroso, pero muchas veces no queda otra que asumir la pérdida y darse permiso a experimentar el duelo.

Algunas separaciones son liberadoras y otras traumáticas, otras son más o menos dolorosas, pero una ruptura siempre genera un impacto emocional tanto en la persona que deja como en la que es dejada. Es importante entender las causas de la ruptura de pareja y darle un nuevo significado, no somos responsables de todo aquello que nos sucede, pero sí del sentido que le damos y de cómo sentimos y reaccionamos ante aquello que nos sucede.

¿Cuáles son las fases por las cuales pasamos después de una ruptura de pareja y que es importante tener en cuenta en cada una de ellas?

Después de romper una relación sentimental aparecen una serie de emociones similares a las que aparecen en cualquier proceso de duelo. Estas emociones generadas con la ruptura no es bueno reprimirlas, es importante tomar conciencia de ellas para poder superar la separación y llegar a tener la oportunidad de reconstruirse y extraer un aprendizaje de esta experiencia que nos permita afrontar de una manera más adaptativa situaciones similares que puedan acontecer en el futuro.

Las emociones que experimentamos después de una ruptura de pareja suceden a lo largo de unas etapas que no se presentan de manera ordenada y que pueden solaparse entre ellas. Lo que sí es importante saber es que para completar el proceso de restauración se tienen que experimentar cada una de ellas.

El hecho de presentarse unas emociones y no otras nos da pistas para poder entender que es lo que está sucediendo, por ejemplo, estar mucho tiempo estancado en la fase de la rabia quizás nos esté indicando que se está luchando contra la tristeza y a la inversa, estar estancado en la tristeza y la depresión nos podría indicar que no se ha podido aún reconocer ni superar la rabia.

Fases en la Ruptura de pareja:

Impacto

Muchas parejas deciden separarse después de un periodo de crisis que no consiguen superar o después de numerosos intentos en recuperar la relación, en estos casos la ruptura se soporta mejor que si se tratara de una separación brusca e inesperada por una de las partes. Si no se anticipa la posibilidad de la ruptura es posible que la persona quede en estado de choque durante un tiempo.

Esta fase acostumbra a ser relativamente corta. En la fase de choque o de impacto se experimentan sensaciones como la desorientación o la incredulidad, se bloquean las emociones y se produce una pérdida de la concentración en las actividades diarias, ya que la atención se focaliza en la pérdida sentimental y en el pasado. Esta etapa puede ir acompañada de síntomas físicos como el cansancio extremo, la sensación de vértigo o pueden darse crisis de angustia.

La negación

La negación es un potente mecanismo de defensa que consiste en la incapacidad en aceptar que la relación ha terminado. Si existían constantes peleas y argumentos que conducían a querer terminar con la relación, entonces es posible que la persona entre en una fase de negación en la que aparezca la fantasía del reencuentro. La fase de negación puede durar un tiempo hasta que golpea la realidad, aunque en algunos casos puede durar años, alimentada por la esperanza de que regrese la persona que dejó  la relación.

Muchas veces la ruptura de pareja es vivida de peor manera que la pérdida de un familiar por defunción, la diferencia es que la persona querida todavía está viva, mientras sea así siempre existirá la posibilidad de que pueda volver, hecho que puede alimentar las falsas esperanzas.  Auto-engañarnos y recurrir a cualquier mecanismo que nos aleje de la realidad no hará más que atrasar nuestro proceso de “sanación”.

Tristeza

Esta es la fase en la cual se experimentan sentimientos de tristeza que pueden ir o no acompañados de pensamientos de culpa. La tristeza aparece tanto por la pérdida de la persona querida como de las rutinas generadas conjuntamente con la pareja. Echamos de menos no sólo la persona sino también aquello que compartíamos con ella. Es por eso importante activarse y enfocarse en el presente para adaptarse a la nueva situación y a los cambios que la ruptura de pareja conlleva.

En algunos casos pueden aparecer pensamientos obsesivos referentes a la persona, si esto sucediera es importante eliminar cualquier medio de comunicación indirecto que conecte o permita obtener información sobre la persona (como Facebook, Twitter, etc). Para poder superar el duelo es recomendable dejar de ver la persona durante un tiempo, intentar evitar situaciones en la que es posible coincidir físicamente con ella y evitar hacer comprobaciones en las redes sociales, releer correos y recurrir a recuerdos que permitan enfocarse en el pasado y en la persona.

Estar enamorado activa la misma parte del cerebro que activan las drogas, de hecho se ha encontrado que después de una ruptura sentimental el cerebro produce una respuesta similar al síndrome de abstinencia de la cocaína, experimentando sentimientos de ansiedad y de depresión. Estamos programados para necesitar el contacto humano y esta necesidad se ve afectada cuando se retira el contacto humano. Es importante buscar el apoyo social y no aislarse, hecho que contribuiría a generar un mayor malestar emocional.

En algunos casos tendremos que trabajar también con la autoestima dañada de la persona que ha sido dejada, muchas veces debido a las falsas creencias generadas con la experiencia del abandono “me ha dejado por que no era suficientemente buena…”,”…nadie me querrá…” “nunca más podré entregarme a una relación…”.

En el caso de las personas que dejan a la pareja también hay que trabajar el sentimiento de culpa y la autoestima dañada, ya que el dejar una relación también genera un gran sufrimiento.

Rabia

En esta fase aparecen los sentimientos de rabia y de rencor hacia la ex-pareja, incluso pueden aparecer ideas de venganza que lo único que hacen es desgastar emocionalmente a la persona.Asiedad, psicólogo en Barcelona

El perdón es un elemento que vendrá mucho tiempo después de la ruptura, pero es una cosa esencial para poder seguir adelante. Cuando perdonas a tu ex por todo aquello que te hizo, también te estás perdonando a ti mismo.

En los momentos iniciales es bueno hablar con los amigos sobre el tema y buscar apoyo social, pero más adelante tendremos que recurrir a otros recursos para poder exteriorizar ese malestar interior, puede ser de gran ayuda escribir en un diario aquello que sientes para poder descargar la tensión y las emociones negativas que genera una situación de pérdida.

Muchas veces la rabia moviliza energía para enfocarse a soluciones poco apropiadas que todavía dificultan más el proceso, de aquí aquella idea equivocada de que “un clavo saca otro clavo”. Muchos recurren a otras relaciones para descargar la tensión que produce la ansiedad de la pérdida o los sentimientos de soledad.  Después de una ruptura de pareja se aconseja no iniciar una nueva relación, cuando se carga con el dolor o la nostalgia de la pérdida es complicado abrirse de nuevo a sentimientos que son necesarios para poder iniciar de nuevo una relación, como la confianza y la ilusión afectiva. El miedo a la soledad puede empujar equivocadamente a la persona a recurrir a otra relación sentimental para olvidarse de la última.

Miedo

Durante la relación la persona pasa a identificarse como una pareja, y esta se ve a sí misma como parte de un equipo. Si no se ha aprendido previamente a convivir con la soledad, después de la ruptura, de repente, empieza la sensación de estar solo y puede aparecer el miedo a la soledad. Por supuesto es bueno sentir miedo, puesto que es sólo otra emoción que indica que tenemos que reaccionar para adaptarnos a los nuevos cambios, lo importante es saber cómo gestionar esta emoción.

Es evidente que cuando nos sentimos abandonados esto nos genera un gran dolor, pero a algunas personas les resulta más costoso superar una ruptura y les cuesta más que a otros despedirse de las personas amadas. En algún momento todo el mundo piensa en la infancia, una separación despierta las emociones de inseguridad y tristeza que comporta el abandono. En aquellas personas que tienen un duelo no resuelto en su pasado, una ruptura en el presente pueden llevarles el reencuentro con recuerdos profundos sobre el abandono. Estas emociones no procesadas ni elaboradas pueden desplegarse después de una ruptura de pareja provocando que los sentimientos depresivos sean más fuertes y perdurables en el tiempo. Aprender a superar la depresión después de una ruptura implica ser consciente de todo esto, un proceso de psicoterapia puede ser útil en estos casos.

Aceptación

En la última de las fases del duelo empezamos a aceptar el hecho de que se ha roto la relación y que no hay marcha atrás. En lugar de mirar hacia atrás se inicia la planificación hacia adelante, se empieza a pensar en la propia felicidad y en los propios objetivos en la vida, en definitiva, se inicia la planificación de una vida sin la persona en ella.

Se aconseja que la persona inicie actividades y haga cosas que antes no hacía, invirtiendo tiempo en ella misma para poder comprobar que también es posible disfrutar haciendo actividades en solitario. A pesar del sufrimiento, es importante no dejar de ser activo. La diferencia entre culpabilidad y responsabilidad es que mientras la primera implica inactividad, el responsabilizarse significa dar respuesta a una situación que tiene que superarse, y muchas veces uno se empieza a responsabilizar a través de la acción.

Si empiezas a tomar el control sobre tu vida después de la ruptura te darás cuenta de que tu expareja no es tan necesaria en tu vida para poder ser feliz. Cuando te des cuenta de que has conquistado tu miedo a estar solo de nuevo, sentirás que puedes conseguir cualquier cosa que te propongas.

Judit March Fuentes

Dra en Psicología y Psicoterapeuta

www.juditmarch.com


About Author

Judit March

Dra. en Psicología Clínica y de la Salud. Terapia individual y de pareja.

Leave a Reply

Responsable del tratamiento: Judit March Fuentes. Finalidad: Ofrecer y prestar nuestros servicios y productos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros, a menos que lo exija una ley o sea necesario para cumplir con la finalidad del tratamiento. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir datos, así como el resto que se explican en la Política de Privacidad.

centro recomendado por:

¿Quieres pedir cita para una primera visita?¿Necesitas más información?