Las vacaciones me estresan.

  • 0
estrés en vacaciones

Las vacaciones me estresan.

Tags : 

Vacaciones y estrés. ¿Qué nos estresa del periodo vacacional y qué podemos hacer para evitarlo?

Aunque parezca sorprendente las vacaciones pueden ser una fuente de estrés. Existen diferentes factores, ya sean personales, sociales y familiares que explicarían el por qué algunas personas se estresan con la llegada de las vacaciones.

Uno de esos factores es el cambio de hábitos que nos aportaban equilibrio durante el año. Se cambian los horarios de sueño, es fácil que comentamos más excesos con la comida y la bebida y pasamos de la sobreactivación del estrés cotidiano a la inactividad y al no tener nada que hacer.

El resultado de todo esto son cambios fisiológicos y un estado de fatiga que hace que experimentemos cansancio, apatía, hace que seamos más fácilmente irritables y que nos afecten más las cosas.

Lo que nos produce malestar no son las vacaciones en sí mismas, sino el ritmo de vida que tenemos el resto del año y el choque que supone pasar de la presión del trabajo y de las responsabilidades del día a día a disponer de tiempo libre.

A menudo el cambio resulta aún más brusco por el elevado estrés en las semanas previas a las vacaciones, tenemos que dejar el trabajo terminado, hacer los preparativos de algún viaje, etc. De hecho hay personas a quienes les estresa tanto todo lo que tienen que hacer antes de irse de vacaciones que preferirían seguir trabajando.

No a todas las personas les afecta de la misma manera el estrés durante las vacaciones, de hecho, existen unas variables de personalidad que predisponen a algunas personas a experimentar malestar durante las vacaciones: estaríamos hablando de personas más reticentes a los cambios,  más ansiosas y menos tolerantes a la incertidumbre y a los conflictos, sometidas constantemente a retos, que tienen una alta implicación laboral y que se sienten bien trabajando bajo presión. Cuando en vacaciones desaparecen esas circunstancias, estas personas acostumbran a pasarlo mal.

 

AFRONTAR EL TIEMPO DE OCIO.

Aunque parezca sorprendente tampoco es fácil para algunas personas gestionar el tiempo de ocio durante el periodo vacacional, eso puede generarnos un estrés adicional. A algunas personas las vacaciones les generan una sensación de vacío, de aburrimiento, que por contraste con la aceleración que viven durante el resto del año, hace que lo pasen mal. De hecho, hay personas que sienten emociones como la culpabilidad o los remordimientos si no trabajan y desconectan de sus responsabilidades laborales, es por ello que muchas personas tienen dificultades para desconectar del trabajo. De hecho cada vez es más frecuente que las personas trasladen la oficina al lugar de vacaciones.

Durante el año es frecuente que los espacios de tiempo libre se contagien de la aceleración de los tiempos laborales y uno vaya corriendo a todos los lugares. En vacaciones, cuando ese ritmo de vida disminuye y el tiempo está desestructurado, algunas personas perciben  cierto malestar y sensación de vacío.

En cambio, quienes tienen aficiones o dedican tiempo de calidad a sus espacios de tiempo libre  durante el año disfrutan con sus actividades de ocio y esperan con anhelo las vacaciones para pasar tiempo realizando aquellas actividades para las que no disponen del suficiente tiempo durante el año.

¿QUE PODEMOS HACER PARA AFRONTAR EL ESTRÉS EN VACACIONES?

Es necesario que la entrada al periodo vacacional  sea progresiva, asegurándonos haber preparado las vacaciones unos días antes y reservando tiempo para el disfrute personal antes de irse de viaje con la familia o con los amigos. No es recomendable terminar de trabajar y el día siguiente salir de viaje, ya que ni el cuerpo ni la mente están preparados para ello. Lo ideal sería antes de las salidas, dedicarse al menos uno o dos días a uno mismo para descansar y relajarse.

También es importante seguir una dieta equilibrada y dormir las horas necesarias, deberíamos no descontrolarnos con la bebida, la comida o las horas de sueño para liberarnos de la tensión acumulada, ya que estos excesos generan todavía más fatiga al cuerpo y a la mente.

Para evitar el estrés en las vacaciones es importante hacer prevención durante todo el año, debemos de ser capaces de desconectar a diario al salir del trabajo y realizar actividades de ocio. Para muchos, el estar conectados con aspectos del trabajo responde a la necesidad de estructurar el tiempo a falta de otras actividades con las que llenar el espacio de tiempo. Es importante tener un registro de vida que no esté orientado solo en la productividad laboral para ser capaces de buscar situaciones que nos generen sensaciones de gratificación y de capacidad realizando otras actividades.

El ocio es  un elemento más de la vida que tendríamos que cultivar, como cultivamos nuestras relaciones personales. Sería interesante dedicar tiempo antes de las vacaciones a pensar que queremos hacer, no hacer cosas por hacer para llenar un vacío, deberíamos indagar en cuáles son las actividades que nos podrían generar satisfacción. Para cada persona la forma de relajarse y de disfrutar es personal, porque lo que a un persona le relaja a otra quizá le estresa, por eso no hay fórmulas mágicas, lo importante es que cada uno descubra qué es aquello que le motiva y le genera satisfacción para así poderlo llevar a cabo.

Si tenemos en cuenta estos consejos y consideraciones podremos hacer que este año las vacaciones sean un espacio de tiempo con el que poder conectar con nosotros mismos, con la gente que queremos, para poder relajarnos y reponer fuerzas para empezar de nuevo renovados.

Deseando que las aprovechéis al máximo!

Judit March Fuentes

Dra. en Psicología clínica y Psicoterapeuta.

 

 


About Author

Judit March

Dra. en Psicología Clínica y de la Salud. Terapia individual y de pareja.

Leave a Reply

centro recomendado por:

¿Quieres pedir cita para una primera visita?¿Necesitas más información?